martes, 9 de mayo de 2017

Café Comercial

Localización: Glorieta de Bilbao 7
Teléfono: 91 088 2525

Sin duda una de las aperturas más esperadas y comentadas de este año. Se trata del mítico Café Comercial de la Glorieta de Bilbao, que cerró en 2015 después de 128 años abierto. Han mantenido la esencia del antiguo local, combinando modernidad y elementos del antiguo local protegidos por Patrimonio. Con ello mantienen el mismo concepto, trabajando muy bien desayunos y meriendas pero consiguen llegar a otro público más joven. Para ello han hecho una carta variada, de platos fáciles para compartir y un precio medio de unos 35€. Y es un sitio perfecto para ir a cenar y tomarse luego las primeras copas.


Café Comercial

No hemos incluido fotos del interior ya que en nuestra visita estaba lleno de gente y queremos mantener la intimidad y privacidad.

En cuanto a la comida, lo que os decía, una carta sugerente y variada con muchas opciones, también si se quiere picar todo al centro. Esto fue lo que hicimos nosotros para probar más cosas

Me gusta siempre comentar, el tema del pan, en este caso una cesta con varios tipos y una crema de queso para ir abriendo boca.


Empezamos con los mejillones tigre. Se piden por unidad y me parecieron buenísimos. Ricos de sabor, el rebozado nada grasiento, así que muy recomendables.



La ensaladilla rusa. De la cual destaco la calidad del atún. Eran buenos trozos y no una lata barata. Con un toque de las huevas. Muy bien.


Seguimos con unos taquitos de merluza. De nuevo la fritura perfecta, nada aceitoso y un rebozado fino. Acompañado de una muselina de ajo, más suave que un alioli que le iba perfecto.


Para terminar, un canelón de rabo de toro con el jugo de la carne y bechamel. No puede fallar. La carne desmigada, con su propio jugo que lo hacía más intenso de sabor y bechamel gratinada es buena fórmula. Acompañado con un crujiente de parmesano.



Nos quedamos con ganas de probar platos que suenan muy bien: las albondiguillas de vaca vieja, las croquetas, los callos con garbanzos, o alguno de sus pescados y carnes en su horno josper.... para las siguientes visitas.

Ah, y como no, siempre hay hueco para acabar con un postre. La tarta de zanahoria con helado de tiramisú. Jugosa, esponjosa, y el toque diferente con helado de tiramisú.


Os dejo la cuenta, como veis, con botella de vino a 35€ por barba. Y la carta para que le echéis un vistazo.

 



 
Espero que os haya gustado el reportaje y nuestras recomendaciones. Un saludo.

viernes, 24 de marzo de 2017

Somos

Localización: Plaza de España 18 (Edificio Torre de Madrid)
Teléfono: 91 524 2399

El mes pasado fuimos a conocer el restaurante SOMOS del nuevo Hotel de 5 estrellas Barceló Torre de Madrid, ubicado en el mítico edificio de mismo nombre en la Plaza de España. Este edificio, como dato curioso, cuando se construyó fue el edificio de hormigón más alto del mundo.

En cuanto al restaurante, ubicado en el segundo piso del hotel, lo primero que llama la atención son las increíbles vistas a la mítica Calle Gran Vía y a la Plaza de España.


Reservado

 
Sala

Sala

Vistas a la Gran Vía


El local es muy luminoso, decorado con mucho gusto y dispone de un reservado perfecto para reuniones familiares o de trabajo. En cuanto al servicio, muy atento y profesional, como se espera en este tipo de hoteles.

La carta no es muy extensa, pero todos los platos son muy apetecibles, lo cual se agradece.

Y entrando en materia, empezamos con un aperitivo de la casa, una croqueta de centollo. Rebozado fino, crujiente y el interior meloso y muy buen sabor a centollo de verdad, no esas que encuentras por ahí precocinadas que saben todas igual. Buen comienzo.


Luego seguimos la habitual fórmula de plato para compartir, un segundo cada uno y un postre al centro.

El entrante fue un arroz negro con chipirones y acelgas. Un poco meloso, sabor intenso a mar y el arroz en su punto. Perfecto para compartir.

Arroz de chipirones y acelgas

Los segundos fueron el rodaballo salvaje y el pichón de bres. De nuevo materia prima de primera calidad. Raciones en su justa medida y elaboración perfecta. El rodaballo en su punto, con una salsa de cítricos que acompañaba muy bien y con trozos de batata (buen contraste). En cuanto al pichón, si os gusta la caza es un plato muy recomendable, de nuevo, perfecto de punto (muy importante en este tipo de plato), sabor intenso acompañado con una salsa de su propio jugo.

Pichón

Rodaballo Salvaje

Y como colofón, de postre, la panchineta con salsa de chocolate caliente. Es una especie de hojaldre con crema, que acompañaban con salsa de chocolate caliente y helado de vainilla. Combinación que no puede salir mal.

Panchineta

En cuanto al precio, con café y con una botella de Rioja de la casa, salimos a 45€. Precio, desde nuestro punto de vista, teniendo en cuenta primero la calidad y la materia prima y después el servicio y la ubicación, creemos que es un precio muy razonable.

Ah! y también comentaros que en el lounge del hotel hay un bar/cocktelería, de nombre GARRA, con una carta de picoteo y con mucho ambiente sobre todo los fines de semana, con una decoración espectacular también.

Aquí os dejo como siempre la carta, que como os decía no es demasiado extensa pero suficiente ya que son platos que apetecen bastante.



jueves, 9 de febrero de 2017

Conservas Nudista

Localización: Calle Luchana 27
Teléfono: 91 377 6424

La semana pasada estuvimos en este sitio de reciente apertura, Conservas Nudista (web) y la verdad es que nos gustó mucho. Como el nombre indica, toda la carta se basa en conservas y latas de calidad en forma de raciones, ensaladas, bocadillos o tostas. Miki Irisarri, socio fundador del negocio, viajó por distintas zonas de España en busca de su colección de latas. Apostando siempre por productores pequeños que hicieran productos de alta calidad. Las tienes de mariscos, pescados y verduras, con lo que hay bastante variedad.

Conservas Nudista. Calle Luchana 27

El local nos recuerda a la clásica taberna, pero renovada. Con mucho espacio, buena barra y mesas altas para reunirse a picotear algo, y acompañar un buen vino o una caña con alguna de sus conservas.




Nosotros fuimos a comer, y aunque tiene un menú del día por 11€ muy sugerente (lo podéis ver abajo), decidimos pedir varias cosas de la carta para probar.

Empezamos con un tronco de bonito en escabeche con cebolla y vinagre de sidra. El atún solo con verlo se aprecia la calidad, y el escabeche en su punto, ni muy fuerte ni muy suave.


Seguimos con algo de legumbres, unas pochas con berberechos y piparras. Un plato del tiempo, como una ensalada. Muy finas las pochas, sabor estupendo a berberecho y las piparras poco picantes, aptas para todo el público. Buena ración!


Probamos también uno de los bocatas, el de boquerones en vinagre, que según llegó fue engullido y se nos olvidó hacer la foto :). Buenísima idea la de los boquerones en vinagre en bocata, aunque también nos trajeron unas patatas fritas (obligatorio) para acompañarlo.

Y por último una tosta de aguacate con anchoas. De nuevo las anchoas de calidad, sin ninguna espina y sabor intenso.


Lo único que no son lata de conservas son los postres (como era de esperar :). Estábamos un poco llenos y pedimos unas trufas por acabar con algo dulce. Chocolate negro intenso, deliciosas.


Con cuatro copas de vino y un café salimos a 24€ por persona.


Aparte de la sala principal, tiene un pequeño salón subiendo unas escaleras de mesas bajas.
Os dejo la carta como de costumbre. Espero que os guste!